+34 640 505 630 Sólo WhatsApp info@artisal.com

1- Planea, planea, planea. Las distancias son más grandes de lo que parecen

Acostumbrados a las distancias en Europa, en que todo está más compactado, a menudo cometemos el error de no fijarnos bien en la escala de los mapas que estamos mirando. Cuando allí se plantean hacer una salida ‘a ver algo que está cerca’, se refieren muchas veces a una hora o más de trayecto en coche. Al principio sorprende, luego te acostumbras. Tener la ruta bien planeada te va a permitir gozar del viaje sin tener la sensación de lo único que haces es estar en la carretera sin tiempo real de visitar sus rincones.

 

2- Pero, deja algo de espacio para la improvisación

Una de mis cosas favoritas de hacer, especialmente conduciendo por carreteras secundarias, era parar en pequeños restaurantes rurales a comer. A menudo son tal y como los hemos visto en las películas. Sí, de esos que tienen varios pasteles para elegir en la barra y en los que la camarera te va llenando la taza de café cuando te la terminas. Lo malo es que normalmente no aparecen anunciados o en Google Maps, así que ¡hay que estar bien atento!.

 

 

3- Llévate música para el coche, pero quizás no tanta…

Seguro seguro seguro que el coche en el que vas tiene radio FM/AM. Seguro. Y muy probablemente vas a poder ir saltando de emisora local en emisora local para encontrar todo tipo de música que va a ir de perlas para el ‘Road Trip’. Estés donde estés, lo más probable es que como mínimo encuentres una cadena de música ‘Rock’ y otra de música ‘Country’. Ojo con la última: al principio parece muy buena idea, pero al cabo de un rato todas las canciones acaban pareciendo la misma.

 

 

4- No tengas miedo de cruzar los Parques Nacionales

El ‘National Parks Service’, que se hace cargo de los parques en Estados Unidos, tiene dos misiones que parecen contradecirse la una con la otra: por un lado preservar al máximo la naturaleza y, al mismo tiempo, facilitar que la gente pueda gozar de ella. Sin embargo, esta combinación algo contradictoria nos permite acercarnos a algunos de los parajes naturales más espectaculares del mundo con la seguridad y garantía de un buen mantenimiento, información, y facilidad de acceso.

 

 

5- Recuerda: este es uno de esos casos en que el trayecto es tan importante como el destino

Las carreteras y los paisajes que atraviesan son parte esencial de cualquier ‘Road Trip’ que se precie. O dicho de otra forma: ¿Y si los destinos y paradas son solamente maravillosas excusas para realizarlo?. Llegar es una recompensa añadida al trayecto realizado, haciendo que el resultado sea mayor que la suma de las partes. Así que… simplemente relájate y disfruta al máximo del trayecto.