+34 640 505 630 Teléfono + WhatsApp info@artisal.com
© Foto Isma Monfort

 

REUNIFICATION EXPRESS

Viaje en tren por el Vietnam auténtico

 

El tren es una de las formas de viajar más auténticas que pueden existir. Es, en cierto modo, una manera de viajar que nos aísla del entorno exterior por un tiempo y nos regala así un pequeño espacio de intimidad permitiéndonos tomarle el pulso a un país.  En tren viajan todo tipo de personas y se pueden tener todo tipo de conversaciones que, a veces, por breves (sólo compartimos unas horas con nuestros compañeros de vagón) pueden llegar a ser muy intensos.

Este fue uno de los motivos por los que, cuando Isma Monfort nos propuso este viaje en tren por el Vietnam más auténtico, no nos lo pensamos dos veces antes de decirle que sí.  Lejos de las rutas típicas que podéis encontrar en cualquier agencia, se nos ocurrió (más bien se le ocurrió a Isma) que esta ruta en tren podría ser un éxito ya que facilita esta intimidad tan necesaria para la fotografía.

En este breve texto Isma Monfort nos explica cómo viajar en tren le permitió romper algunas barreras y así,  “conectar” para conseguir una buena fotografía:

 

“No recuerdo exactamente lo que me llevó a irme de viaje hace ya algunos años a Vietnam y comprar el billete de avión hacia la mítica Saigon. Lo que sí recuerdo es que quería tener tiempo para explorar, recorrer el territorio a buen ritmo para dejar que sus sabores y costumbres me llegaran de verdad.

Eran demasiadas las películas y reportajes vistos como para pasar por sus paisajes a toda prisa. Era el imaginario demasiado grande como para no tener tiempo de poder desmontarlo si hacía falta, no me podía permitir pasar simplemente por los principales reclamos turísticos que salen en las guías y correr el riesgo de dejar de lado el Vietnam de verdad.

Para eso, tuve claro que una de mis principales herramientas y a la vez aliados sería la línea de tren conocida como la ‘Reunification Express’ (o ‘Línea de la Reunificación’). Lo supe desde el primer momento y mi intuición esta vez estuvo en lo cierto. Algo hay en los trenes que nos acerca al país mientras lo recorremos, algo tienen que nos permite saber más y no menos.

La línea, que fue cortada durante los años de la guerra y que ‘reunificó’ el país al terminar la misma (de ahí el nombre), pasa cerca de la costa vietnamita parando en algunas de las principales poblaciones de Vietnam. Entre ellas hay que destacar Hué y Hoi An, la primera por su calado histórico (declarada Patrimonio de la Humanidad) habiendo sido la opulenta capital del imperio Nguyen. La segunda por la belleza congelada alrededor del río en esta población que ha quedado aislada de las construcciones más modernas. En sus extremos nos esperan las grandes capitales del país, con sus ambientes más cosmopolitas que no olvidan los aspectos más tradicionales de su pasado.

Enseguida tuve claro que ahí había una historia. El tren tenía suficiente pasado y carácter como para ser el protagonista de un humilde reportaje fotográfico que terminó publicado en el suplemento dominical del ‘Diari Ara’, en una exposición en Belgrado y finalmente en un ‘fotozine’ de edición limitada. El tren como excusa para mostrar un país y su gente… que de eso se trata, ¿no?”

Si quieres viajar con Isma y compartir la experiencia de este viaje haz link aquí: 

Viaje Fotografico Vietnam

 

 

Si quieres saber más sobre la particular forma de entender el viaje de Isma Monfort aquí y ver algunas de las imágenes de la ruta, sigue leyendo….

“¿Te has preguntado por qué te gusta viajar? ¿Por qué te pones en estos ‘aprietos’ de tener que dejar el confort del hogar hacia destinos lejanos? Seguramente la respuesta tiene que estar en las ganas de ver por nosotros mismos, las ganas de conocer y descubrir a través de las experiencias. También las ganas de conectar con los demás, con el mundo que compartimos. Al menos esas se han convertido a lo largo de los años en mis ‘máximas’ al planear mis viajes, como fotógrafo busco esos momentos que ayudan a ir borrando poco a poco las barreras que nos separan.

Es de esta forma que, con suerte, consigo volver con imágenes sinceras que me permiten transmitir autenticidad y cercanía. ¡Y espero que así lo sientas al verlas! Un viaje siempre es personal y difícilmente se puede compartir todo lo vivido, pero de verdad deseo que te lleguen (ni que sea solamente un poquito) las maravillosas sensaciones que experimenté durante mi recorrido fotografiando el ‘Reunification Express’. “