+34 640 505 630 Sólo WhatsApp info@artisal.com

10404123_10203851833636926_4311987101010186638_n

 

La gratitud es una emoción eterna

 

Yo ya sabía que Carlos López Ayerdi iba a estar en India por esas fechas. Coincidía su primer viaje a India con mi último Viaje Fotográfico al Holi y Hola Mohalla y por eso nos pusimos de nuevo en contacto. Un sexto sentido (que a estas alturas ya debe de ser “mi parte india”…) me decía que no iba a ser posible re-encontrarme con este viejo amigo que, un día, nos acogió en su país, en su casa y nos regaló esta franca amistad que se forjó -como casi siempre ocurre- a golpe de palabra.

Sentada tomándome un chay en Norbulingka Institute (centro de estudios Tibetanos en Dharamsala) recibí una llamada. Era Carlos que, con voz suave y quizás un poco emocionada por todo lo vivido en India, llamaba para saludarme antes de regresar a casa. Se me contagió la emoción y el suave hablar guatemalteco y, sin previo aviso, los recuerdos de mi primer viaje a India vinieron a mi mente y se me encogió el corazón.

Aquí os dejo con las palabras que Carlos escribió en su blog y con su tierna visión de este enorme país que es India. Después de tantos viajes a India, yo ya veo las cosas de distinto modo pero, a pesar de todo, el recuerdo del impacto de la primera emoción que dejó este país en mi alma es imborrable. La gratitud es una emoción eterna

@ Carlos López Ayerdi en: http://www.lopezayerdi.com/blog/

Hace muchos años, no recuerdo bien pero iniciaba el internet en Guatemala, creo que por 1995 a 1998. Siempre me ha gustado la tecnología y trato de estar al día, en esa época existía una forma de entrar a un chat y hablar con gente de todo el mundo, se llamaba IRC Chat, habían canales y uno seleccionaba el canal de su preferencia, una vez estaba en el canal de Guatemala y me contacta un persona de España no recuerdo si fue Ruth o Arturo y platicamos mucho, ellos vendrían a nuestro país y querían saber un poco de el. Para no alargar la historia vinieron, los atendimos y llevamos a la Antigua quedo la amistad y nos desconectamos por muchos años. Con la maravilla de las redes sociales volvimos a encontrarnos y pude ver que ambos estaban metidos en la fotografía al 100%, hacen viajes a muchas partes del mundo, entre ellos India. Contacte a Ruth antes de venir y me dio su teléfono en India y un itinerario de donde iba a estar para que nos pudiéramos ver, por los planes de cada uno no se dio. Hoy que estuve todo el día metido en la habitación trabajando me recordé de Ruth! no podía regresarme sin al menos llamarla y saludarla después de tantos años aun así fuera por teléfono. Inicie la llamada desde mi telefono (yo también ya tengo teléfono en India 🙂 )y me contesta Ruth, nos saludamos, me dio tanta alegría oírla. Las preguntas de rigor… como estas? como estoy? que gusto oirte y todo lo que introduce a una bonita platica. En eso Ruth me pregunto especifico sobre mi viaje y le respondo con una vos muy alegre que estaba maravillado con India, las experiencias habían sido únicas y estaba muy realizado. Ella me dice «Carlos, a todas las personas que vienen a India les digo que esperen llegar a su país, veran como se vuelven mas sensibles a todo lo que les rodea, tu como ser humano tienes un corazón, yo creo que ese corazón tiene una tapa y cuando estas en este país le quitas esa tapa y dejas entrar tanto sentimiento» Yo oia a Ruth y por dentro estaba totalmente quebrado, sus palabras eran tan lindas que necesitaba colgar porque tenia muchas ganas de llorar al escuchar algo que era tan real y no lo había analizado. Yo solo le podía decir, si tienes razón, India es lindo, tienes razón mientras ella me seguía diciendo cosas muy ciertas y lindas, logre colgar y me puse a llorar como hacia tiempos no lo había hecho, en la soledad y privacidad de mi cuarto, creo que por mucho tiempo estuve así y mientras lo hacia no dejaba de pasar por mi una cámara rápida de todas las caras, momentos y lugares de India. Porque es un lugar tan especial India? Uno puede ver las penas por las que pasa mucha gente, las circunstancias acá son muy duras, de todo lo que hable durante mi viaje nunca se las comente porque no es interesante para mi hacerlo a pesar de ver situaciones nunca antes vistas. Acá la gente podrá tener horas o días sin comer y siempre tienen una sonrisa en la cara, le dan gracias a Dios por todo, lo poco o nada. Le hacen frente a lo que tengan, hay peluqueros en la calle, si se les cayo un diente hay personas que se los ponen en la calle, si tienen zapatos con cualquier cantidad de años de uso y están rotos acá se los reparan, es decir no hay excusa en este país para salir adelante, solo puedo hablar de Varanasi por ser el único lugar que visité y es un lugar parado en el tiempo con influencias modernas. Se me hace que así era nuestro país en los años 20’s. A titulo personal pienso que son personas nobles, agradecidas y confiadas de todo lo que les rodea, no tienen maldad en sus mentes, son tolerantes y eso los hace especiales. Creo que todo esto lo logran porque tienen a Dios muy metido en su corazón, para todo dan gracias a Dios, si van en la calle paran en cualquier lugar que tienen destinado para hacerlo, si se montan a una barca el trabajador moja sus manos con agua y agradece y pide a Dios, si les pagan les reciben el dinero muchos lo besan y lo levantan al cielo en agradecimiento, si hacen deporte tienen un altar en algún lugar y se encomiendan antes de iniciar, en fin todo es en relación a sus creencias y religión. Algunos se dirán «Y Carlos o yo no somos religiosos»? En mi caso soy creyente, trato de ir a la iglesia los domingos, le pido y agradezco a Dios todos los días al empezar y finalizar mi día pero no soy tolerante, soy desconfiado, soy muchas cosas que acá no vi y que solo yo se acerca de mí como persona. Los dejo con este ultimo post y finalizo comentándoles que ya tengo reservado en mi calendario unos días de marzo 2016 para regresar si Dios me da la oportunidad, este viaje a sido algo muy especial para mi como persona y me alegra haber venido solo para poder vivir lo que pase. Historias tengo muchas!! fotos exactamente 3038, sentimientos una gran cantidad, el sentimiento de haber dejado Varanasi es como cuando uno se despide de un gran amigo, les ha pasado? saben que lo volverán a ver pero por el momento deben despedirse. Mil gracias a todas las personas que día a día siguieron mi viaje, leyeron y disfrutaron de las fotos que publique, espero poder hacer otro viaje en alguna parte del mundo y poder llevarlos a través de mis fotografías y relatos, me espera un viaje de 23 horas exactas de vuelo mas muchas de espera en aeropuertos, les mando un fuerte abrazo! Feliz miércoles!”