+34 640 505 630 WhatsApp info@artisal.com

 Bloc01 Bloc2 Bloc3

«Hubiera sido mejor portada la foto de Yoina (niña matsigenka que aparece en el reportaje sobre el Parque Nacional Manu en la Amazonia peruana» (© foto de Charlie Hamilton James)


National Geographic es la única revista a la que, en la actualidad, todavía estamos suscritos. Cuando empezamos con esto de la fotografía de viajes hace ya casi veinte años, estábamos suscritos a, al menos, ocho revistas de viajes. En aquellos años de trabajo en una multinacional aburrida y  alienante, nuestro sueño era publicar reportajes en ellas. Poco a poco lo fuimos cumpliendo pero, ya se sabe lo que pasa con los sueños, que cuando se consiguen hay que buscar otro porque el secreto está en no parar de buscar. Así que, pronto nos aburrimos del mundo editorial y comenzamos a soñar en busca de nuevas aventuras.

Consecuencia de la crisis, todas esas revistas fueron recortando presupuestos: que si bajemos la calidad del papel, que si paguemos tarde y mal a los fotógrafos, que si lo importante son los textos así que no hace falta ni poner el pie de firma en las imágenes, etc. Total, que la calidad de los reportajes cayó en picado y con ellos la calidad de la revista repletas de anuncios. Dimos de baja todas las suscripciones y nos quedamos únicamente con la de National Geographic.

Pero, para decir verdad, hace ya unos meses (o años… la vida pasa deprisa) dudamos de si deberíamos dejar de recibir también esta revista. Siempre se salvan un par de reportajes que suelen ser buenísimos y por ello la seguimos recibiendo pero, hay una constante que nos acompaña mes a mes cuando abrimos el buzón y encontramos la revista. Son las portadas. Hace años las portadas de National Geographic eran espectaculares (y no hace falta recurrir a la archiconocida foto de McCurry). Retratos fantásticos e instantáneas originales (como la de la Sagrada familia de Alan Harvey) eran portada y protagonistas de la revista. Y, de unos años para acá casi siempre son fotografías de momias, restos arqueológicos, monedas romanas…. En fin!!! Y la pregunta es: ¿no hay una revista que se llama Historia dónde esas fotografías encajarían a las mil maravillas?. Luego, en el interior, los reportajes son buenos pero, ¿qué está pasando con las portadas de National Geographic?.

La revista del mes de junio sería un buen ejemplo de lo que queremos decir… Hay un fantástico reportaje sobre el Parque Nacional del Manu en la amazonia peruana. Un hermoso retrato que ocupa una página completa bien podría haber sido portada. Además, la fotografía ocupa el espacio “La historia detrás de la imagen”.

¡Que vuelvan las portadas con alma por favor!

NOTA: No os lo perdáis que en la portada del mes de julio sale una huella dactilar!!! ;-(