+34 640 505 630 WhatsApp info@artisal.com

Nueva colaboración con Joan Vendrell

La historia que os vamos a relatar tiene su inicio hace más de diez años. Sería alrededor del 2003 o 2004, cuando el inicio de la fotografía digital comenzaba a consolidarse y los fotógrafos de la vieja escuela como nosotros, estábamos divididos en cuanto a si “esto de la digital sería algo pasajero” o si por el contrario “supondría una revolución en el mundo de la imagen”.

Pues bien, andábamos por aquel entonces lidiando con el problema de cómo almacenar las imágenes durante el viaje (las Compact Flash eran carísimas y no nos alcanzaba a almacenar todas las imágenes en un par de tarjetas), cuando descubrimos una grabadora de DVDs que llevaba incorporado un lector de tarjetas que nos pareció la mejor solución. Como era de esperar, pronto compramos nuestro primer ordenador portátil y el artilugio en cuestión dejó de ser útil. Lo pusimos a la venta de segunda mano y alguien llamó para comprarlo. ¿Sabéis quien?… ¡Sí! fue Joan Vendrell(fundador de Naturpixel). Fue así como nos conocimos. Aquel día descubrimos, además, algo en común: ambos estábamos preparando un viaje a Bolivia. De hecho Joan preparaba un viaje con su novia en el que tenían previsto recorrer algunos países de Latinoamérica. Joan se llevó la dichosa grabadora y deseándonos suerte nos despedimos.

Pasaron los meses y emprendimos nuestro viaje a Bolivia. Un día en Potosí buscábamos un lugar donde conectarnos a internet y nos volvimos a encontrar con Joan. ¿Casualidad?… ¡No se!. Nosotros creemos más en la “causalidad” que en la “casualidad” y somos de la opinión que cuando dos personas caminan en la misma dirección, acaban por encontrarse.

Así que, aquí nos tenéis explicándoos que esta amistad sigue y que, además, ahora se materializa en la placer de colaborar con Joan en nuevos proyectos. Juntos hemos organizado una escapada fotográfica a Londres y estamos trabajando en un nuevo Taller de Fotografía Antropológica en el que haya una parte práctica de la que se va a encargar Joan.

Poner en marcha nuevos proyectos siempre nos hace sentir la emoción del primer día cuando todo era novedad y trabajábamos cada día con la consciencia de haber hecho nuestro sueño realidad. ¡Disfrutemos de nuevo de esa sensación!