+34 640 505 630 Teléfono + WhatsApp info@artisal.com

Próxima CHARLA GRATUITA a cargo de RAÚL MORENO

(plazas limitadas previa inscripción)

Viernes 24 de noviembre 2017 a las 18h.

Artisal Travel Photography

Plaza Josep Mª Huertas Clavería, 3 (timbre 4) – Antigua Plaza de Can Felipa (Poblenou) – Barcelona

T. +34 640505630

inscripciones en: info@artisal.com

 

Como casi siempre, la pasión, la obsesión y la locura (dicho en el mejor de los sentidos) son artífices de grandes proyectos. Este Viaje Fotográfico a Chernobyl es un buen ejemplo.

Los que nos conocéis sabéis que solemos hacer grandes amigos en nuestros viajes. Nuestros “clientes” se convierten casi siempre de forma natural en nuestros “amigos” y Joan Dalmau es uno de ellos. Un día, quedamos para almorzar juntos y Joan nos propuso esta “locura”. Dede entonces hemos estado trabajando duro para ofreceros la posibilidad de un viaje distinto, fotográficamente potente y humanamente indescriptible y estamos seguros de haberlo conseguido 😉

Pero, la organización de este viaje no hubiera sido posible si no contáramos con la inmensa ayuda de Raúl Moreno, gran fotógrafo y conocedor del lugar que ha trabajado en profundidad la problemática de Chernobyl.  Raúl ha obtenido numerosas menciones y premios con sus trabajos y es un orgullo para Artisal contar con su colaboración para poder ofreceros este viaje.

Por nuestra parte, os podemos contar que no ha sido fácil conseguir montar este viaje. No porque la logística sea difícil (que lo es) sinó porque hemos querido que sea un viaje en el que podáis conocer de primera mano a algunas de las personas que han sufrido en su propia piel la catástrofe nuclear que tuvo lugar en 1986.

 

Explicado con las palabras de Raúl Moreno:

“Hablar de Chernobyl es hablar de una de las catástrofes mayores que ha sufrido la humanidad y sin duda, dejará una huella imborrable.

Llevo yendo a Ucrania y Bielorrusia desde 2010 con el objetivo ha sido documentar fotográficamente lo que allí sigue viviendo la población cercana a la zona de exclusión. Cuando vas a un lugar por primera vez llevas en mente un concepto que, muchas veces, no se corresponde con la realidad.

Ir a Chernobyl es viajar a un mundo de emociones encontradas. Allí convive lo más terrible y maravilloso al mismo tiempo. “Terrible” porque puedes intuir esa atmosfera radiactiva, el enemigo invisible y  “maravilloso” porque, a pesar de todo esté mal, la vida continúa.

En este viaje además de poder ver la famosa zona de exclusión, Pripyat y el reactor nuclear, podrás vivir momentos increíbles con los habitantes de las aldeas cercanas, serán ellos los que te cuenten de primera mano sus historias”

 

Aquí os adjuntamos un enlace a su trabajo “Monólogo sobre Chernobyl” y la experiencia contada por el propio Raúl Moreno:

Monólogo sobre Chernobyl

(Algo completamente desconocido se va adentrando dentro de ti)

“El Tercer Ángel toca la trompeta. Y del cielo cayó una gran estrella, ardiendo como una antorcha. Se extiende a través de los ríos y las aguas. Muchos hombres murieron. El nombre de la estrella es Ajenjo. Y “ajenjo” en Ucraniano es Chernobyl.”                                                                            

Libro de Apocalipsis, San Juan 8: 10-11

A pocos kilómetros de Chernobyl hay una atmósfera radiactiva que no se puede ver, solamente intuir. Alimentos contaminados por Cesio 137 y Estroncio 90 son consumidos por los habitantes de estas zonas a diario haciendo que los isótopos radiactivos se depositen en sus cuerpos gradualmente. Estas personas quieren seguir viviendo en este lugar, son sus hogares, son sus vidas. “De algo hay que morir” comentan algunos con ironía. Así es la vida en una de las zonas más contaminadas del planeta. Años después todavía podemos ver los efectos del enemigo invisible.

 

Nota:  Aprovechamos este espacio para agradecer a Joan Dalmau su amistad, su confianza y sus fotografías. Aquí tenéis su página web por si queréis echar un vistazo a su trabajo: www.jeandalmaux.cat